Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hola una vez más, ya hacía tiempo que no me dirigía a vosotros, y pensando que se acerca el buen tiempo, he creído conveniente comentaros acerca de la continuidad de las clases de natación.

Habitualmente, en esta época del año, suelen aparecer en nuestro centro de Pozuelo, “Chapoteos”, lo que nosotros denominamos “socios estacionales”. Estos son papás y mamás queriendo inscribir a sus hijos a la piscina con la finalidad de que aprendan a nadar cuanto antes porque ven que ya se acerca el veranito y con ello las largas jornadas de piscina, playa, etc…

Los papás que frecuentan esta actividad durante todo el curso saben por propia experiencia que este trabajo es algo que se debe llevar a cabo durante todo el año, pues no solo va dirigido a aprender a nadar, sino que, sobre todo en el caso de los niños entre 0 a 3 de una manera más marcada, ayuda en su desarrollo psicomotor, social, afectivo… entre otros beneficios.

¡Y por supuesto sin olvidar el disfrute de los padres con sus hijos durante este ratito del día!

Nuestra recomendación siempre es, sea la época del año que sea, comenzar la actividad con una continuidad mínima de 2 días en semana, puesto que la adaptación  será mucho más rápida y por tanto, los resultados también se verán reflejados mucho más rápido. A lo largo del tiempo, y una vez superado el periodo de iniciación,  se puede reducir las clases a 1 día  en semana, aunque como decimos, será más beneficioso continuar con 2 días.

En el caso de que se haya echado el tiempo encima y sintamos la urgencia del verano (y siempre y cuando queramos lograr unos objetivos reales), podemos utilizar la modalidad de intensivos de natación, con  3, 4 o 5 clases a la semana. Y respondiendo a una pregunta que seguro que os estáis planteando ya… vuestro peque no se va a cansar, no temáis, es algo que nos preguntan mucho.

Siempre que hablo de este tema, pongo un ejemplo muy gráfico a los papás que me preguntan sobre cuántos días deben venir a la piscina o cuánto van a tardar en aprender a nadar.

Mi respuesta para ellos suele ser otra pregunta: ¿Cuánto tiempo pones a tú hijo en el suelo para que comience a gatear? ¿Crees que tarda lo mismo, dentro de sus posibilidades, en aprender a gatear si le pones en el suelo un ratito 1 día a la semana o todos los días?

El medio acuático funciona de la misma manera. Los resultados obtenidos en niños que asisten a la piscina 1 día, y los que asisten 3 a la semana, nada tiene que ver. Por supuesto, si nuestros horarios y obligaciones no nos permiten acudir a la piscina varios días a la semana, siempre será mejor venir 1 día que ninguno.

No olvidemos que dependiendo de la edad del peque se pueden obtener unos u otros resultados, pero también hay que tener en cuenta que el niño va adquiriendo un dominio con el medio, y aunque aprenda a desenvolverse de forma autónoma a “la misma edad” que otros que hayan empezado más tarde, será muy diferente. A estos alumnos les llamamos “pececillos” pues realmente se sienten como peces en el agua pues para ellos el agua es un medio tan familiar o más que el terrestre.

Espero haber contestado completamente a la pregunta con la que comencé este artículo y si no es así, o tenéis alguna duda, espero que me lo hagáis saber. (aurora@chapoteos.com)

Nos vemos por la “pisci”

Aurora A.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.